Reloj no marques las horas...

Bonjour Printemps!

Y por fin!! Por fin!! Y algo atrasado este post a la fecha de su llegada pero más vale tarde que nunca porque llegó la primera estación favorita por mí: Primavera, porque la deseada a morir es el Verano :P.

Sí, esa Primavera, la de Natura que canta, la de la juventud, la del nuevo triunfo de la vida, la de la savia, corola encendida, perfume, luz y color. Pero...¿perfume? ¿en Lima?, si el único perfume que se respira es la de los carros botando humo y de los basureros, y el único sonido son los del tránsito, la multitud parlando y caminando. Aunque claro no todo es así y aunque pareciera que el clima loco sólo nos da ese sol durante la tarde y en la noche sale ese frío mediano, es Primavera.



Eso tampoco quiere decir que voy a salir a hacer el ridículo disfrazado de abeja Maya y a revolotear oliendo flores y demás...sino que simplemente extrañaba mucho el sol y admirar la poca belleza que rodea la capital. A ver si un fin de semana me animo a salir por ahí.

Saludos!

El esguince y demás coincidencias

Nunca imaginé lo doloroso que puede ser el que por estar apresurado para agarrar la combi con destino a mi trabajo dé una mala pisada y me doblo el tobillo. Estuve aguantando un poco pero con el paso de las horas y a pesar de comprar una pastilla que "calmaba los dolores" según Fasa se tornó casi insoportable y porque no decirlo, cojear en el taller con roche.

Me temía la aparación de algún hueso dislocado luego de ver que el contenido de mi termo era leche, siempre me pasan estos signos. Luego hacer algunas coordinaciones y pedir permiso a mi jefe tomé rumbo a mi casa, durante el trayecto el taxista se estacionó en una esquina, en ese momento volteo y veo a un hombre mayor...y estaba cojo y andando!!

Llego a mi casa, llegaron las pastillas, las pomadas y frotaciones...ouch, ouch y más ouch. Según el médico de la posta: Descanso de 3 días. Bueno creo que son suficientes porque a las justas puedo andar brincando con la pierna derecha y escribir estas líneas.


Ouch!



Espero recuperarme pronto.

Saludos!