Time O'Clock

En mi soledad...pensar y pensar...

Nunca me enseñaron a hacer amigos, por ende, nunca aprendí esa ¿habilidad? ¿virtud? no lo sé. Como dicen, hay cosas que no se enseñan en una pizarra, se aprenden en la vida por sí solas. Pero en mi caso, esa oportunidad nunca se me presentó, sólo recibí ser víctima de bulling en una época en la que el término ni se pronunciaba ni se denunciaba, y el nacimiento de mi pensamiento crítico me hizo aún más "odiable" y/o "bulleable" (si la palabra existe) para el resto propiciando que nunca pudiese desarrollar eso. 
Esos años terminaron felizmente, y a pesar de todo, mi capacidad de criticar sigue más vivo que nunca: ¡Bienvenido sea!. El gran problema de esta y de quizás muchas sociedades de Latinoamérica es que no tengas un pensamiento crítico, tienes que ser empático a fuerza, decir "¡Qué bonito!" a todo para no desentonar, para que no te asustes, para que no te rechacen. ¡Ay de aquél que peque de honesto y emita su opinión! porque le van a decir de todo como: "Eres un aburrido", "Te falta sexo", "Eres un amargado", etc.
La mayoría de la gente no tiene esa capacidad de pedir calidad sea en la música, como en el arte o cuando miran en la TV. Han crecido así y ese es su mundo, no hay más allá, y de eso se valen los medios, a estos que vienen muertos de trabajo hay que darles caca y sangre, puterío y berridos, chismes y más puterío, ¿Qué esfuerzo requiere? Nulo.
Y siendo consciente de esto, bendito sea el ser consciente de ello, seguiré emitiendo mi opinión, mi crítica, durante muchos años lo he hecho y me ha valido discusiones, rechazos, peleas, enemistades; en el fondo lo lamento mucho, en serio.  Pero si la gente que tiene un pensamiento no le ha importado si me duele o no cuándo me han dado su opinión, ¿Por qué yo sí tengo que cuidarme de lo que digo? Creo que he sido demasiado "buena gente". Qué chiste, que a mí me duela o no, no importa; pero yo sí con cuidado. Váyanse al diablo. . Lo siento, pero si eso despierta algún trauma o incomodidad te invito a desfogarte por despertarte de tu letargo pero no todos van a pensar igual que tú, el que piense diferente no me hace tu enemigo. Yo lo aprendí duramente, y tú también puedes.
Y sí, por un lado estoy feliz, feliz el tener esa capacidad de pensar, de analizar, de ver las cosas por todos los lados posibles, aunque para otros lo consideren como un: "Y le das, y le das, y le das", quizás no tengas o no quieres realizar ese esfuerzo porque no puedes y te vas por lo fácil para que te sea más cómodo y no te duela tanto, pero yo no, lo siento, yo busco respuestas, respuestas lógicas, respuestas objetivas, yo lo analizo, yo lo pienso, me hace sentir vivo y con el confort de no ser parte de la manada superficial y plástica que es en lo que se ha convertido la sociedad.

Quizás, esa sea la razón de mi soledad.

Los hombres

Los hombres pueden ser como la comida china, empiezas con un rollo primavera y terminas con un cerdo agridulce.
--Anónimo.

Invierno, no puedo quererte

Invierno, no puedo quererte,
Siempre me traes cosas nefastas,
Y aunque algunos me piden adorarte,
Tú no me pones entusiasta.

Primero, la salud,
Segundo, los días cortos,
Mejor pido un ataúd,
Que ya no puedo con la tos.

Invierno, me diste alivio
Al ya no sudar en verano,
Pero ahora con este frío,
Ni me siento liviano.

Felices serán los que te adoran
Contentos con las frías brisas,
Más mi cuerpo es puro fuego
que los hombres llevan sonrisas
de darles tantas embestidas luego.

 --- Neko.
07-07-16

Copa América 2016 Centenario

Ya lo dijo Cortázar y lo cantó Nacha: "Llorá argentino".



:(

Cosas

¿Es la soledad un destino adecuado? Recuerdo cuando estaba en la adolescencia, en esa etapa casi gritaba a los 4 vientos que quería estar solo toda mi vida, lo decía con rabia, con resentimiento. Luego a los 18 años conocí el amor, de una forma rara, ¿inmadura, tal vez?, en fin. En lo que a mí respecta fue amor, probé en cierta forma del sabor de eso, que hermoso fue en aquél entonces, luego terminó.

Desde ahí comprendí que la soledad es una cosa horrible, sí, es horrible, no tiene gracia, tiene su placer en ciertos momentos, pero tenerla siempre desde que te levantas hasta que te acuestas, estando consciente de ello mientras caminas al trabajo, mientras estás sentado en la oficina trabajando y las horas pasan y pasan. No, he llegado a sentirme vacío, la vida no tiene un sentido, y es peor cuando llegas a casa y todo es un caos, más preocupaciones, más enojos, más faltas, deudas.

"¡Qué viva la soltería!", gritan algunos, muchos tal vez. Y sí, puede que nos sumergimos en el placer, ¿Pero cuánto dura ese placer? Dos horas, una tarde, una noche. ¿Y después?....Y después...Se convierte en un ciclo, en volverlo a hacer cuando te da ganitas.

He visto a gente ya mayor viviendo en la soledad, pero por más "sabiduría" o experiencia que puedan tener siempre tienen un lado o una fama de ser personas de mala leche, de intratables, de "especiales". En fin. ¿Ese destino me espera a mí también? ¿Nos lo espera a los que estamos solos?

Tenía tanto para escribir, pero ahora me nublé.

Hasta pronto.